dimecres, 1 de setembre de 2010

Hoy en el trabajo ha pasado un hecho y como dos personas, responsables las dos, cada uno ha actuado de diferente forma.

Una trabajadora de mi equipo se la ha muerto una amiga muy cercana de cáncer de piel, le han llamado para decírselo y se ha puesto a llorar, entonces los compañeros de la oficina la hemos visto, la hemos calmado y en estas que ha venido la responsable de administración, de todas las administrativas y técnicas y le ha dicho que plegara, que no se preocupará, que era una indisposición.

Muy correcta y humana.

Pero tenemos al jefe del departamento, y yo misma, como soy la jefa de la chica, le he ido a indicar a este responsable, la situación, entonces la respuesta ha sido no le toca plegar, no tiene derecho a estas horas...vamos a ver, soy una persona muy paciente en el trabajo, le he dicho hombre así no se puede trabajar y todos somos humanos y con sentimientos. Con lo cual, entra en ese momento la chica y se lo comenta, en principio le ha dicho no, con lo que después entra la jefa de administración y al final ha plegado, eso sí doble disgusto.

A este hombre no puede pensar que hay momentos que necesitas salir? que no estás bien? que hay más vida que el trabajo, aunque lo hagas con toda la responsabilidad..tela marinera!

En mi vida laboral he tenido 5 jefes, contando que soy interina, puedo considerar que he tenido pocos jefes, anécdotas mil!
La primera, cuando se enfadaba hacía limpiar los cajones a las administrativas
La segunda, esta estaba bien.
La tercera, trabajaba una hora al día, el resto miraba fotos
La cuarta, era una histérica del trabajo y no paraba.
Y este es el quinto

3 comentaris:

  1. i això fa que em pregunti: els jefes neixen o es fan?

    ResponElimina
  2. Hola paisana, eso de "plegar" es muy catalán. Me trae muchos recuerdos... Creo que hay que decir "dar de mano" Veo que te tomas el trabajo muy en serio. Que pronto se acaba lo bueno, no? Que seas bienvenida. Saludos. ADEU MACA.

    ResponElimina
  3. yo tuve un jefe que era un auténtico nazi, de un país satélite de la antigua URSS tenía ese tipo de educación basada en la vigilancia extrema de sus vecinos y el aprovechamiento de cualquier secreto o flaqueza para joderte la vida...

    Lo pasé muy mal, era un hijo de puta, con todas las letras....

    ResponElimina